Te cuidás en casa y afuera te excedés? Seguí estos consejos



¿Te cuidás en casa y afuera te excedés? Seguí estos consejos

No se trata de ir con la vianda bajo el brazo a todos lados ni de rechazar reuniones sociales, sino de hacer buenas elecciones.


 
exceso


comidas

 
Tenemos una reunión con amigos, un cumpleaños, una invitación a un restaurante o, tal vez, la opción de comer fuera de casa en horario de trabajo. En esos momentos surge la pregunta que muchos alguna vez nos hicimos: ¿cómo hacer para comer saludable y evitar el exceso de harinas, grasas y azúcares propios de estas ocasiones?
 
Los momentos más complicados aparecen cuando las opciones son limitadas, por ejemplo las típicas juntadas con amigos para comer pizza y tomar cerveza. Según la licenciada en nutrición Analía Moreiro, lo ideal, cuando no hay otra opción para comer, es cuidarse con las porciones y no cometer excesos. "En el caso de las bebidas con alcohol, aportan muchas calorías y se recomienda no más de un vaso. Luego se puede calmar la sed con alguna bebida reducida en azúcares como las gaseosas o jugos light. Los licuados de fruta son una opción ideal para elegir a la hora de una reunión por la tarde o para acompañar un almuerzo".
 
La especialista en el tratamiento de la obesidad y el sobrepeso sostiene que para bajar de peso o mantenerse en forma no se trata de ir con una vianda bajo el brazo a todos lados ni de rechazar reuniones sociales. Comer saludable -dice- es sólo cuestión de saber elegir y estar atentos a algunos consejos prácticos como los que comparte a continuación: -Pensar de antemano qué queremos comer para no tentarse con la amplia oferta de la carta ni las sugerencias del chef.
 
  • Elegir agua o bebidas bajas en calorías, de este modo habrá un gran ahorro de calorías vacías. En caso de beber vino solicitar, además, un vaso de agua o soda para calmar la sed.
  • Evitar la canasta de pan que suelen traer en los restaurantes antes de la comida. Si te gusta mucho, quedate con una pieza chica y solicitá al mozo que retire la canasta.
  • Si te gusta más lo salado optá por un plato de tu preferencia para disfrutar y terminá la comida con una taza de té o café. Si te gusta más lo dulce comé un plato saludable en base a alguna carne y ensalada y date el gusto con el postre.
  • No comas en casa antes de salir ya que comerás dos veces. A pesar de sentirte lleno, tal vez te tentás con lo que ves sobre la mesa.
  • En un lunch mirá muy bien todo lo que hay sobre la mesa y fijate qué alimentos podés evitar para comer solo aquellos que te gustan mucho.
  • Hay que saber parar cuando uno se siente satisfecho. Si sobró comida en la fuente podés pedirle al mozo que la envuelva y te la llevás a tu casa para comer en otro momento.
 
  • Si comés afuera todos los mediodías es recomendable elegir platos en base a carnes asadas con ensaladas frescas y fruta de postre, acompañadas con agua.
  • Evitar los lugares de comida ?libre?. Es muy común comer de más porque ?está todo pago". Se suele abusar de las comidas y los postres, por lo tanto se recomienda evitarlos.
  • Averiguar de antemano el tamaño de la porción y, en caso de ser abundante, compartirla con alguien más.
  • Pedir de entrada ensaladas frescas, como por ejemplo ensalada caesar o caprese, ideales para "picar" algo hasta que llegue el plato principal.
  • Elegir muy bien la guarnición. Se pueden dejar de lado las típicas papas fritas para reemplazarlas por ensaladas frescas o vegetales grillados.
 
 
La especialista también considera interesante tener en cuenta las recomendaciones de la Organización Panamericana de la Salud y Organización Mundial de la Salud, entre las que destaca: hacer del acto de comer un momento privilegiado de placer, elegir lugares que sirvan comidas hechas en el momento, comer despacio y evitar hacer otra actividad al mismo tiempo. Los organismos también recomiendan elegir lugares limpios, cómodos y tranquilos en donde no haya estímulos para consumir cantidades ilimitadas de alimentos.
 
"Con algunos cuidados se puede comer fuera de casa sin caer necesariamente en excesos de calorías y malos hábitos alimentarios. Hoy en día hay numerosos lugares que ofrecen platos saludables, incluso hay restaurantes con menús dietéticos adaptados a personas con celiaquía, intolerancias o alergias alimentarias u obesidad. Sólo es cuestión de saber elegir y estar atentos a qué comer y cuánto", concluye Moreiro.
 



excesos