¿Por qué las buenas ideas llegan mientras nos duchamos?
¿Por qué las buenas ideas llegan mientras nos duchamos?



La ducha se convierte en nuestra mejor aliada para relajarnos y concentrarnos en nuestros pensamientos. Es algo muy común y tiene una explicación. La da el psicólogo John Kounios en el libro The Eureka Factor:

ideas

?El agua caliente de la regadera relaja nuestros sentidos externos y concentra toda nuestra atención hacia el interior. Es un estado de conciencia que promueve el pensamiento interno y creativo, explica Kounios.
Cuando estamos disfrutado de una ducha, nos olvidamos de todo y nos centramos en nuestros pensamientos. El agua caliente nos relaja y nos hace desconectar, y en ese momento  es mucho más fácil que surja una idea.
Es como si nuestro cerebro funcionase mejor en ese momento.
buenas