Trump: ?EE.UU. destruirá totalmente a Corea del Norte...
corea
Estados Unidos-. En un combativo discurso en la Asamblea General de la ONU, el mandatario estadounidense, Donald Trump amenazó el martes con la "destrucción total" de Corea del Norte si no abandona su programa de armas nucleares. 
Trump, quien ha escalado la agresividad de su retórica en la crisis con Pyongyang, comentó que "es tiempo de que las naciones del mundo confronten" a Kim Jong-un y que "la insensata búsqueda de armas nucleares" por Kim representa una amenaza "para todo el mundo, con una pérdida impensable de vidas humanas".
"El "hombre de los cohetes" se encuentra en una misión suicida para sí y su régimen", apuntó Trump utilizando su apodo para el líder norocoreano. Expresó de Estados Unidos: "Si nos vemos forzados a defendernos o a nuestros aliados, no tendremos otra opción que destruir totalmente Corea del Norte". 
El jefe de Estado, que previamente advirtió que desatará "furia y fuego" si Pyongyang no cesa sus ambiciones nucleares, manifestó que "nadie ha mostrado mayor desprecio por otras naciones y por el bienestar de su pueblo que el régimen depravado de Corea del Norte". Y criticó a naciones que todavía habilitan y comercian con Corea del Norte, en una alusión a China, aunque no dio nombres.
Elegido con el lema nacionalista "Primero Estados Unidos", Trump alegó que las naciones individuales deben actuar en interés propio, aunque también unirse cuando se enfrentan con una amenaza común.
Hablar en la Asamblea General de la ONU es un hito para cualquier presidente, pero posee un significado particular para Trump, un novicio en la política exterior que preocupó a la comunidad internacional con su actitud impredecible. Ha sacado a Estados Unidos de acuerdo multinacionales, ponderado a reducir la presencia militar del país en conflictos en el extranjero y ha sido cuestionado por otros líderes globales por sus declaraciones beligerantes hacia Corea del Norte.
En el discurso del martes, Trump alardeó además de lo que consideró sus logros en el cargo, aseverando que a Estados Unidos "le ha ido muy bien" desde su elección.
Mencionó como ejemplos los buenos resultados en la bolsa de valores y el índice de desempleo, y juró que las fuerzas armadas estadounidenses serán pronto más poderosas que nunca.