Ryan Weimer fabrica espectaculares disfraces para sillas de ruedas desde que en un Halloween su hijo de tres años en silla de ruedas quiso salir a pedir dulces vestido de pirata

Disfraza sillas d ruedas para convertir niños en superhéroes
A través de Magic Wheelchair, Ryan ha confeccionado alrededor de 40 disfraces diferentes

Magic Wheelchair es una organización sin fines de lucro que fabrica disfraces especiales para sillas de ruedas personalizados para niños. Su fundador, Ryan Weimer, considera que el traje puede actuar como una "cura para un día", pues libera a los niños de la condición asociada a estar en una silla de ruedas, cuenta la serie de YouTube Great Big Story.

La idea nació cuando en un Halloween, Keizer, el hijo de Ryan, de por entonces tres años de edad, quería salir a pedir dulces vestido de pirata. El problema era que el pequeño padece de atrofia muscular espinal, por lo que se movilizaba solo en una silla de ruedas. Pero Ryan encontró la solución: convirtió la silla en un barco pirata y su hijo navegó para poder celebrar el "Día de brujas" como cualquier otro niño.


link: https://www.youtube.com/watch?v=BPGjUYCcsz0


Magic Wheelchair es una organización sin fines de lucro que fabrica disfraces especiales para sillas de ruedas personalizados para niños. Su fundador, Ryan Weimer, considera que el traje puede actuar como una "cura para un día", pues libera a los niños de la condición asociada a estar en una silla de ruedas, cuenta la serie de YouTube Great Big Story.


La idea nació cuando en un Halloween, Keizer, el hijo de Ryan, de por entonces tres años de edad, quería salir a pedir dulces vestido de pirata. El problema era que el pequeño padece de atrofia muscular espinal, por lo que se movilizaba solo en una silla de ruedas. Pero Ryan encontró la solución: convirtió la silla en un barco pirata y su hijo navegó para poder celebrar el "Día de brujas" como cualquier otro niño.


"Normalmente hay esa incomodidad alrededor de la discapacidad. Pero con ese traje de allí, cambió la forma en que la gente ve a mi hijo. Ellos lo vieron primero [al disfraz] antes de ver su discapacidad. Solo ayuda a romper esa barrera", explica Ryan.

A través de Magic Wheelchair, Ryan ha confeccionado alrededor de 40 disfraces diferentes. En la actualidad cuenta con equipos en todo Estados Unidos, Francia y Australia que construyen los revestimientos para sillas de ruedas durante todo el año.

"Es difícil de construir para las personas que están en sillas de ruedas. Pero en última instancia, se inicia con el niño. Es lo que quieren ser. Y luego lo hacemos en una realidad", dice Ryan.

Aunque los disfraces son pensados para Halloween, al ser el impulso inicial del proyecto, las creaciones de Ryan son apreciados en eventos como las convenciones de cómics. Así estuvo presente en la Comic Con de San Diego, la más grande del mundo. Y es que, según Ryan, la comunidad que se dedica al "cosplay" es una que siempre muestra mucho apoyo.

"La fría realidad de las enfermedades infantiles hace que algunos de ellos no vayan a estar para el próximo Halloween. Así que vamos a encontrar algo que podamos hacer mientras están aquí con nosotros", dice Ryan. "Por lo tanto, tienen estos... Tienen grandes recuerdos y sus familias tienen una gran memoria cuando ya han ocurrido."

"Es casi como una cura para el día. Porque ellos no ven la silla de ruedas. Solo ven a estos niños increíbles. Y hace de puente entre las brechas y supera esa incomodidad que tenemos en la sociedad. Es decir, ellos son la estrella del espectáculo. Es impresionante de ver".