Creó un zapato que crece hasta cinco talles

Resumen lvl 5: Kenton Lee estaba de viaje en Kenia y luego de ver a una niña con los zapatos rotos, se le ocurrió crear unos zapatos que puedan adaptarse y agrandarse hasta cinco talles. Podés escuchar la entrevista ACÁ.

The Shoe That Grows ?literalmente, ?el zapato que crece?? es una invención que permite a miles de niños de contextos críticos estar a salvo de varias enfermedades.
?Compasión práctica? son las dos palabras que definen el impulso de los creadores de este noble proyecto: un zapato capaz de aumentar su tamaño de manera gradual, con el objetivo de que niños en situaciones de extrema pobreza puedan estar siempre calzados. El responsable de esta iniciativa es Kenton Lee, fundador y director ejecutivo de The Shoe That Grows.

La idea surgió mientras Lee, proveniente de Idaho, Estados Unidos, vivía y trabajaba como misionero en Nairobi, Kenia, en el año 2007. Cuando Kenton Lee, fundador y director ejecutivo de Because International, vivió en Nairobi, Kenya, se percató de las terribles y denigrantes condiciones en las que viven sus habitantes. Muchas cosas llamaron su atención, pero sobre todo la necesidad que tienen, especialmente los niños, de un par de zapatos que los cubran de infecciones y que les permitan tener un andar digno y seguro.

hernan panessi

Es así como nace The Shoe That Grows, una segunda organización sin ánimo de lucro, comprometida con escuchar a los que viven en la pobreza extrema para entender sus pensamientos, ideas y sueños de una vida mejor, y luego trabajar juntos para ayudar a hacerlo realidad. Fue así como nació el zapato que se ajusta al crecimiento, durando por varios años y evitando que los niños expongan la planta de sus pies a las inclemencias del medio ambiente. Más de dos billones de personas en el mundo sufren de enfermedades e infecciones, transmitidas por el contacto directo con el suelo, es por esto que este invento resulta de vital importancia, pues es un paso muy importante para mejorar la calidad de vida de quienes se ven obligados a vivir en estas condiciones.
The Shoe That Grows es una organización que actualmente tiene el respaldo de Because International, una empresa fundada en 2009 dedicada a brindar soluciones a los contextos de extrema pobreza. Actualmente, este calzado se distribuye en países como Ecuador, Haití, Kenya, Ghana.

Hoy en día, existen 300 millones de niños que no tienen zapatos. Aunque reciben donaciones de calzado, no pueden disfrutarlos por mucho tiempo ya que sus pies naturalmente crecen. Esto los expone a heridas e infecciones a causa de las bacterias que viven en los suelos, que a menudo carecen de la higiene adecuada. La sandalia ideada por Lee puede expandirse hasta cinco talles en cinco años, y está hecha a base de materiales resistentes, livianos y duraderos: ?fácil de usar, fácil de limpiar?.
Desde el 2007, Kenton comenzó a trabajar en su idea de calzar a los niños del mundo con una alternativa que creciera y fuera durable. Después de pruebas y prototipos, el resultado esperado llegó y el mundo lo celebró con regocijo. Kenton fue capaz de crear unas sandalias que pueden ampliarse hasta 5 tallas y están diseñadas para durar 5 años.
Hoy en día, los modelos de The Shoe that Grows han aterrizado en países como Kenia, Ghana, Uganda, México, Nicaragua, Guatemala y Colombia gracias al apoyo de miles de donadores en el mundo. Además, cada par es entregado en una bolsa que puede utilizarse como mochila escolar para los niños.