Listo gente, Chester Bennington se hinchó las bolas. El frontman de Linkin Park aseguró que le va a romper la boca al próximo que le diga que son unos vendidos. Así, cortito y al pie.

Todo arrancó después de la polémica surgida por el rumbo que tomó la banda con su último disco, el todavía no lanzado "One More Light", donde se evidencia un sonido mucho más afín al pop, similar al que adoptaron las bandas comerciales de Estados Unidos.

A raíz de esto, en una entravista con la Kerrang Radio, saltó la ficha de lo que piensa Don Chester ante los comentarios de los ojos críticos "Si te gusta la canción, o no te gusta porque tenés una reacción cuadrada de "Oh, no tiene metal entonces no me gusta", entonces está todo bien, me da lo mismo. Pero si vas a ser la persona que dice "Se vendieron al marketing para ganar guita" entonces te espero afuera y te voy a romper la boca porque esta respuesta es la equivocada".

"Y a que no sabés qué. Decir que somos unos vendidos es venderte vos a una excusa pelotuda por no saber decir por qué realmente no te gusta. Sos un cagón de mierda. En cualquier banda se toman riesgos musicales porque te gusta lo que hacés y no te importa lo que diga la gente - lo que importa es que lo hiciste porque sentiste que era importante en ese momento y de eso se trata ser un artista."

"Cuando hicimos "Minutes To Midnight", tuvimos una charla en donde dijimos: "Este puede ser el final de nuestra carrera. Sabemos que hacemos esto porque es lo que amamos y es realmente importante para nosotros. Esta podría ser la peor decisión profesional..." y la respuesta de todos fue: "Está todo bien con eso. Podemos vivir con esta decisión.""

"Pero cuando te lo tomás a modo personal, en donde la gente ya critica la forma en la que somos como personas ahí es donde digo: "Loco, callate un poco". Eso significa que tengo sentimientos sobre eso y la mayoría de las veces es que te quiero matar... por forro*."

Quedó, claro ¿No?

PD: Medio traducido a lo negro xD


Se calentó Chester de Linkin Park!