Sin Kerr al comienzo, Warriors buscarán refrendar título


Los Warriors de Golden State no pudieron haber escrito un mejor libreto para la campaña anterior.

Con un comienzo vertiginoso que los colocó delante del resto de los equipos de la NBA durante toda la temporada, los Warriors marcharon tranquilos y sin lesiones a los playoffs. Y sin disputar un séptimo partido en ninguna de sus series, conquistaron el título, algo que la franquicia no había conseguido en 40 años.

Golden State, que carecerá de su entrenador Steve Kerr por tiempo indefinido por una cirugía de espalda, deberá idear la forma adecuada de prepararse para la nueva campaña, en la que buscará defender su título bajo las órdenes del interino Luke Walton.

Ése es sólo uno de los nuevos desafíos para esta campaña.

"Cada noche, todos tratarán de dar su mejor partido frente a nosotros, lo sabemos", comentó Stephen Curry, el jugador más valioso de la campaña anterior. "Evidentemente, establecimos un sistema de juego y, con el personal que tenemos, será prácticamente lo mismo que el año pasado. No habrá muchos cambios aquí. Pero no podemos decir que simplemente seremos el mismo equipo, ganaremos 67 partidos y nos llevaremos el título. No será tan fácil".

La temporada anterior pareció sencilla. Los Warriors ganaron 21 de sus primeros 23 compromisos y finalizaron con una foja de 67-15, empatados con el mayor número de triunfos desde que Chicago sumó 69 en 1996-97.

Luego, Golden State perdió sólo cinco encuentros en la postemporada. Tras verse abajo por 2-1 en la segunda ronda ante Memphis y en la final frente a Cleveland, los Warriors hilaron tres victorias seguidas en cada serie.

Pero aún hay quienes consideran que Golden State tuvo fortuna. Otros creen que algunos equipos, como San Antonio, son mejores ahora en la Conferencia del Oeste.

"De pronto no somos ya los favoritos, y eso está bien", comentó el pívot australiano Andrew Bogut. "Creo que eso es una mayor motivación para nosotros".

A continuación, cinco aspectos a considerar para la temporada de los Warriors.

EL REGRESO DE KERR: El entrenador mostró casi poderes mágicos durante su primera campaña, comenzando por su decisión de darle la titularidad a Harrison Barnes en lugar de Andre Iguodala. Conservó a Draymond Green en la alineación titular después de que el astro Devid Lee se recuperó de una lesión sufrida en la pretemporada. En los playoffs realizó dos movimientos clave. Primero, colocó a Bogut en el lugar de Tony Allen, con lo que inclinó la balanza a su favor en la serie contra Memphis. En la final, recurrió a jugadores de menor estatura, al disponer que Iguodala jugara de inicio en el sitio de Bogut. Se desconoce cuándo Kerr estará en condiciones de dirigir de nuevo, y Walton no está suficientemente probado.

VIDA SALUDABLE: La única lesión significativa con la que lidiaron los Warriors la temporada anterior fue la de Lee, e incluso eso les benefició porque permitió el ascenso de Green. Mantenerse saludables de nuevo sería más difícil, tras un descanso abreviado por su participación en la postemporada. Pero Golden State tiene variantes y Kerr hizo un gran trabajo dosificando el trabajo en la cancha. Nadie jugó más de 33 minutos por noche.

¿ALTOS O BAJOS?: Golden State cosechó buena parte de sus éxitos del año pasado con una alineación de menos estatura, en la que Green ocupó el lugar de Bogut. Ello permitió que Iguodala, Barnes y Shaun Livingston se combinaran en el ala y se apoyaran en los bases Klay Thompson y Curry, quienes lucieron afinados con el disparo. Tal alineación cambió el rumbo en la final y podría ser otra vez un factor relevante en esta campaña.

"No me siento ofendido por esto", aseguró Bogut. "Si puedo obtener tres títulos más sin jugar los últimos dos encuentros de la final, estaría dispuesto a aceptarlo ahora mismo, con un apretón de manos".

LA INFLUENCIA DE NASH: Los Warriors perdieron al coach asociado Alvin Gentry, quien se marchó a Nueva Orleáns, pero incorporaron a otro colaborador con mentalidad ofensiva. Steve Nash, dos veces el Jugador Más Valioso de la NBA, llegó como consultor y trabajará cerca de Curry y Thompson.

"Con mi capacidad de disparo llamo mucho la atención", destacó Thompson. "Ojalá que este año pueda ampliar mi contribución, para hacer jugadas y permitir que otros jugadores se involucren y puedan disparar desmarcados. Creo que Steve me puede ayudar mucho en ese aspecto".

NEGOCIACIONES CONTRACTUALES: El 2 de noviembre vence el plazo para que los Warriors ofrezcan extensiones de contratos a Barnes y al pívot sustituto Festus Ezeli. De lo contrario, podrían declararse agentes libres a mediados del año próximo. Aunque Golden State conservaría el derecho de igualar cualquier oferta, el precio podría aumentar si ambos tienen buenas temporadas. Los dos jugadores y el equipo han expresado interés por llegar a un acuerdo, pero es muy probable que las negociaciones se acerquen mucho a la fecha límite.